la vida de FRANZ FRICHARD

Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos
Tumbados en la hierba mirando el cielo