la vida de FRANZ FRICHARD

«Comienzas a ser justo cuando aceptas que a una parte de ti no le importa ser una parte de ti»

«La quietud sólo es el silencio cansado de correr»

«Después de todo aquello que resplandece en nuestra oscuridad y, durante unos instantes, nos hace sentir que somos la mano y no el dado. Después de plagiar una verdad muerta en una verdad sin tiempo. Después de todo eso sólo nos quedará el amor y el miedo, y es ahí precisamente cuando un hombre nace, no para vivir sino para serlo»