la vida de FRANZ FRICHARD

«Te amé en todos los lugares en los que nunca estuviste, por eso mi cuerpo está lleno de señales que me conducen a ti»

«El único lenguaje es el que mantenemos con nosotros mismos. Todos los demás no son más que una forma para no sentirnos solos»

«Sorprenderte es tropezar contigo mismo en un lugar (dentro de ti) en el que nunca pensaste encontrarte»

«Su piel tiene el tacto de la ceniza que el sol deja en herencia a la noche»