la vida de FRANZ FRICHARD

“El hombre es lo que come”
“Tu boca es la trinchera donde declaro mi batalla perdida” “El hombre que alimentaba a los pájaros que tenía en la cabeza”