la vida de FRANZ FRICHARD

El sensibilímetro
¡Yo me cargo a este pepito grillo! ¡Oye tú a mí no me imites!